• informes@estratex.com.pe
  • 01 - 4752128

Mitos sobre el Balanced Scorecard

  • 0

Mitos sobre el Balanced Scorecard

Desde su aparición en el año 1992, mucho se ha dicho y escrito sobre el balanced scorecard. Entre algunos de los mitos que han servido mucho para “vender” soluciones de consultoría están:

“Es un sistema de gestión por indicadores”
Si bien es cierto, los indicadores son un elemento importante en el modelo, el diseño de ellos es producto de un paso previo de reflexión estratégica. Los indicadores permitirán medir si la estrategia está teniendo éxito en la organización y nos ayuda a tomar decisiones más objetivas. Si no sabemos lo que realmente queremos medir, entonces podremos tener muchos indicadores, pero ellos no nos ayudarán a monitorear lo que es clave para la organización.

“Es un sistema informático”
Hoy en día hay muchas aplicaciones de balanced scorecard en el mercado. Algunas hasta se pueden bajar de manera gratuita de internet o son obsequiadas como “regalo” en cursos de capacitaciones. Sin embargo, la tecnología cumple un rol nuevamente de apoyo y de soporte, pero no constituye la esencia misma del modelo. De hecho muchas organizaciones comienzan realizando sus mediciones utilizando plantillas de Excel o presentaciones en power point.

“Es una herramienta de planificación estratégica”
El modelo de balanced scorecard, puede contribuir al proceso de planificación estratégica, pero no corresponde al modelo mismo. Hay otros instrumentos que permiten desarrollar un proceso ordenado de planificación estratégica, como: la matriz BCG, el análisis PETS, el análisis FODA, la estrategia del Océano Azul, entre otras. La gran contribución del balanced scorecard consiste en traducir el resultado de dichos análisis en elementos de gestión que puedan ser fáciles de ejecutar y monitorear.

“Asegurará el éxito de la organización”
Los mismos Drs. Kaplan y Norton, a través de su centro de consultoría Balanced Scorecard Colaborative Inc., sostienen que más del 50% de las organizaciones que implementan un modelo de balanced scorecard no tienen los éxitos esperados. La utilización de la metodología del balanced scorecard, exige una disciplina en la gestión de la estrategia, que debe ser encabezada por la misma gerencia general y seguida por el resto de la organización. Si no se logra una cultura organizacional enfocada en la estrategia, entonces el modelo perderá fuerza y en consecuencia el logro de los objetivos finales.


Leave a Reply